SE CELEBRÓ CORPUS CHRISTI EN LA DIÓCESIS DE SAN LUIS

Valora este artículo
(0 votos)

En la Solemnidad de Corpus Christi, el obispo de San Luis, Monseñor Pedro Daniel Martínez Perea presidió la Santa Misa y Procesión: por la mañana en la Iglesia Catedral de San Luis, y por la tarde, en la Iglesia Matriz de Villa Mercedes, Nuestra Señora de la Merced. En su homilía llamó a reconstruir la sociedad desde la comunión, celebrando a Cristo Eucaristía como fuente y culmen de la vida cristiana. Tras la procesión, el purpurado realizó la clausura del Año Eucarístico Misionero Diocesano que se vivió en San Luis como preparación para el XI Congreso Eucarístico Nacional. Asimismo, el prelado impartió una solemne bendición y envío a la delegación que representará a la Diócesis en dicho Congreso.

 

La Diócesis de San Luis celebró la solemnidad de Corpus Christi. Presididos por su obispo, los fieles se concentraron en dos ciudades. En la mañana del domingo 29 de mayo, la Santa Misa y Procesión tuvieron lugar en la Catedral de San Luis y en la Plaza Pringles de dicha ciudad. Por la tarde, los fieles se congregaron en Villa Mercedes en la Iglesia Matriz Nuestra Señora de la Merced que, tras la Santa Misa, recorrieron en procesión las calles alrededor de la Plaza Pedernera.

 

En ambas oportunidades Monseñor Pedro Daniel Martínez Perea invitó a meditar sobre el valor que la Eucaristía tiene en sí misma y en nuestra vida cristiana. "Esta es una Solemnidad central para La Iglesia, para todos nosotros. Es el culmen de la vida cristiana".

El prelado destacó la valoración que los sanluiseños hacen de Jesús sacramentado, y de la cantidad creciente de capillas de adoración eucarística permanente que hay en la diócesis.

 

"San Luis se distingue por las capillas de adoración eucarística. Hay más de once capillas en toda la diócesis para reconocer la presencia de Jesucristo en la eucaristía. Iglesias que están siempre abiertas para que las personas lo visiten en medio de sus jornadas laborales".

El Obispo llamó a reconstruir la sociedad desde la vivencia profunda de la comunión. "Al comulgar, Jesucristo nos asimila. Él nos transforma nuestra inteligencia y nuestra voluntad, cambia nuestros criterios y nuestros comportamientos, pues nos hace 'otro Cristo', y vemos la vida como Él la mira". Monseñor Martínez Perea analizó que "las sociedades entran en decadencia cuando se apartan de la ley natural y de la ley de Dios" y rogó "que Jesucristo eucaristía, nos de la fuerza para perseverar en el buen combate, volviendo a la ley natural y la ley de Dios. Que la eucaristía sea nuestra fuerza, y nos de la luz y la paz para transmitir con fidelidad aquello que Dios nos ha enseñado".

 

El purpurado pidió que siempre rezáramos por los sacerdotes "para que perseveren y nos den la eucaristía, que es la razón de ser del sacerdocio. Que ningún sacerdote se sienta solo, ya que nunca lo está cuando celebra la eucaristía".

Concluyó invocando a la Santísima Virgen para que sea Ella quien nos enseñe a adorar a Jesucristo, y para "que Ella nos haga sentir en cada comunión el amor con que Cristo nos amó en la cruz".

 

Al finalizar la Santa Misa tuvo lugar la solemne procesión. A su término, llevó a cabo la clausura del Año Eucarístico Diocesano con el cual los sanluiseños se han preparado para celebrar el XI Congreso Eucarístico Nacional. En este acto, tuvieron un lugar especial los integrantes de la delegación representante de la Diócesis, para quienes el obispo impartió una especial bendición y envío.

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE SAN LUIS

Visto 328 veces

ZenitLogo

 

ROME REPORTS TV News Agency  

logoaci2

 

logoaci2

 

 

 


 

 

 

Diocesis de San Luis

Av Presidente Ilia 268, 5700 San Luis

Phone: (266) 4422415, Fax (266) 4430139

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.   

Pastoral de la Comunicación

Edición y administración del Sitio

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.